Conóceme

Fotógrafo de bodas en Sevilla y allá donde quieran llevarme

   En primer lugar, gracias por haber llegado hasta aquí, ya que si estás leyendo esto es porque te interesa mi trabajo y quieres saber más, y si por el contrario no es así y es el primer apartado que ves, te recomiendo que te pases por las diferentes secciones de la barra de menús para ver cómo interpreto la fotografía y de qué forma intento contar historias valiéndome de una cámara de fotos.

   Tengo 35 años, soy hijo de Manuel y Dolores, marido de Myriam y papá de mellizos de cinco añitos: Gonzalo y Martín. Me considero inquieto, inconformista y ando buscando continuamente la suerte a base de esfuerzo y dedicación a mi trabajo..

   Me apasiona viajar (aquí puedes ver algunos destinos a los que he ido: https://manuelasiantraveling.pic-time.com), me encanta el deporte y soy amante de los buenos ratos con mi familia y los amigos. 

    Desde hace años mi vida gira en torno a la fotografía. Me apasiona capturar imágenes a través de la luzLa luz dibuja lo que observamos, lo diferente, lo espontáneo, lo natural. Disfruto y me divierto haciendo fotos. Sentía atracción desde hace mucho tiempo, pero hasta hace unos años no ahondé de lleno en ella. Fue en 2009 cuando me di cuenta que era algo más que una afición, me compré mi primera cámara réflex y empecé a formarme leyendo tutoriales y libros y realizando cursos online y presenciales; es ahí donde empecé a darme cuenta de lo que iba a cambiar mi manera de interpretar lo que observaba a diario. 

   

Pese a estar en continua formación, me considero autodidacta.
Yo estoy detrás de la cámara y esta es mi familia

    Estoy afincado en Sevilla, pero viajo a donde queráis llevarme. De hecho, he fotografiado en muchos puntos de Andalucía y España.

   Me gusta la cercanía con la persona; sentir y hacer sentir. Trato cada fotografía de manera diferente, buscando ese sentimiento, esa luz que brille en una sonrisa enamorada o un abrazo sincero. Pero no solo fotografío a personas. Cuando el tiempo me lo permite intento escaparme con mi cámara a cualquiera lugar, y sea cual sea, para mí es gratificante fotografiarlo, me ayuda a entrenar el ojo y la mente, componer y documentar la escena y esperar el momento justo.

    Por eso, capturar los instantes únicos que suceden día a día y que siempre quedarán en la memoria es lo que siempre intento conseguir. 

  Sin más, quiero compartir con vosotros en este, mi espacio, muchas de las fotografías que he hecho y que seguiré haciendo, las cuales espero que os transmitan sensaciones, pensamientos y emociones, porque desde la primera a la última están hechas con el corazón.